Дървен материал от www.emsien3.com

The best bookmaker bet365

The best bookmaker bet365

Menu

Cuentas mochas de candidatos

  • Escrito por 
Cuentas mochas de candidatos

Opinión pública

Cuentas mochas de candidatos

Por Felipe Martínez Chávez

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Luego dicen que por qué viene el “juntón” y andan llorando por los billetes, las multas que les aplican.

Le dimos una “ojeada” a los ingresos y gastos de algunos señores candidatos a las presidencias y mire que nos quedan a deber. No reportan gastos. No es que no los hagan sino que se abstienen ¿a quién le tienen miedo?.

En Tampico Doña Malena Peraza Guerra, aspirante del PRI a repetir en la alcaldía, tiene cero ingresos y cero gastos pese a que informó a la autoridad electoral haber realizado ya 109 eventos de proselitismo ¿son en la calle?¿no ofrece ni agua? ¿ni una banderita o pegote?.

Su contrincante Jesús Antonio Nader Nasrrallah, del PAN, anda un poquito más cercano a realidad. Ha recibido apoyos “en especie” por la suma de 66 mil 356 varos procedentes de ocho simpatizantes, entre ellos Pedro Romero Sánchez, Ofelio Torres Cruz y  José Benjamín Librado Hernández (tan solo este aportó 48 mil 400).

“El Arabe” reporta cuatro contratos por 490 mil pesillos, entre ellos con la empresa Impresión Digital por 246 mil del Aguila.

Extrañamente no quieren decirle al INE lo que verdaderamente gastan. Si el Instituto lo investiga por su cuenta, al final les hará las cuentas. Hay multas por no hacer reportes.

Ya deben saber los aspirantes que, el tope de gastos de campaña en Tampico anda por los once millones de pesos. Están muy lejos de rebasarlos.

Lo que pudiera suceder es que reservan la lana para la etapa final de campaña. Tienen que pagar a los acarreados y la clásica “operación tamal”, o también llamada “operación menudo”, o bautizadas como “casas amigas”. Eso ya se contabiliza en la fiscalización.

En esa cerrazón que define a los candidatos tricolores no se queda atrás Matamoros, donde Jesús de la Garza dice al árbitro que los apoyos en especie suman 40 mil 640 devaluados procedentes de dos simpatizantes: Eduardo Huerta Olivares y José Benjamín Librado Hernández ¿Quién es este último? Ya lo tenemos en Tampico con El Arabe panista.

Don Chuchín suma 54 eventos de campaña, de ellos cuatro cancelados.

No se entiende si, como sabemos, los gastos autorizados para la tres veces “H” andan en 17.5 melones de pesillos.

Ahí mismo, el candidato del PAN y su alianza, Carlos García González, es muy realista. Dice haber recibido ya 469 mil 560 pesotes en aportaciones de parte de 28 amigos suyos, entre los que se encuentran Valerie Alexa Pizzuto Rodríguez, César Augusto Escobar Cortez y Francisco Miguel  Galván Garza, que le “entraron” con poco más de 30 mil del águila en servicios.

García González tiene programados 144 eventos de su campaña.

En cuanto a  contratos, la factura máxima que ha pagado es por 184 mil devaluados a una empresa de nombre Impactos de Frecuencia y Cobertura de Medios.

El ex diputado por el PAN y ex líder del Congreso del Estado anda más cerca de la realidad que el alcalde con licencia que quiere la reelección.

Si no se ponen las pilas a tiempo, también saldrán trasquilados los principales candidatos en Reynosa.

Doña Maki Ortiz Domínguez, la presidenta que juega la reelección, ha recibido apoyos por 14 mil del águila (esto da mucha risa, por la cifra irrisoria), siete mil de Alma Gilda Meraz Chargoy, y otro tanto de Jeovany Ramos ¿usted le cree?.

Lleva 44 eventos y no tiene ningún contrato que valga la pena, ni para propaganda o espectaculares.

También en Reynosa, el aspirante del PRI, Serapio Cantú Barragán, ha recibido aportaciones por 113 mil 520 pesotes de quienes parecen ser  parientes suyos. Los nombres son Luis Antonio  Cantú Cantú, Luis Federico García y Luis Antonio Cantú Cantú.

Los contratos ascienden a 579 mil pesos.

Muy extraño puesto que  Reynosa tiene los topes de gastos de campañas más altos de Tamaulipas. Los candidatos pueden disponer de 22.6 millones de pesillos. La condición es que le avisen al INE lo que van gastando.

Casi tenemos la seguridad que, al final, van a salir con cuentas mochas y el réferi los va a multar. Los partidos hicieron firmar a sus candidatos compromisos de que se mocharán con la lana. El PAN  los hizo entregar letras de cambio, pagarés.

El INE  contabiliza los gastos todos, desde un vaso de agua a los palillos que se utilizan en las comidas. Y no hay perdón, se paga o se paga. Los tribunales federales siempre ratifican.

Luego seguimos con los demás. Aquí solo expusimos tres de los municipios más poblados y de dos de sus principales (cada uno) candidatos. En las demás localidades es lo mismo, los equipos de campaña toman a guasa las advertencias del árbitro. Al final saldrán cajeados.

Si hablamos de debates, pues con la novedad de que el IETAM autorizó uno para Río Bravo y dos para Reynosa.

En el primero se realizará el siete de junio (nada que ver con la libertad de expresión que “celebraba” la prensa agachona de Miguel Alemán). Lo organiza la Barra de Abogados de Río Bravo y los conductores serán Norma Leticia Cervantes Escobedo y  Daniel Esteban Avila Tovías. Está programado a partir de las seis de la tarde en el Salón  Bellagio

No asistirá el candidato de Acción Nacional. Han confirmado el PRI, Verde Ecologista e independientes.

El primero de Reynosa será el diez de junio (no se olvida), dominguito, y promete un gran espectáculo. Se enfrentarán los principales: La alcaldesa Maki Ortiz, el priísta Serapio Cantú Barragán y el independiente José Ramón Gómez Leal.

Si realizan el evento, serán el ejemplo estatal y pondrán la muestra a los aspirantes (primera fórmula) al Senado que se le rajaron a Yahleel Abdala Carmona, le única damita de la quintilla.

La Maki no es de miedo, se volverá a enfrentar con los rudos el 18 de junio, lo cual le podrá generar más simpatizantes de los que ya tiene como alcaldesa.

A nivel nacional, el tercer encuentro de los presidenciables está programado para el 12 de junio en Mérida, Yucatán, a partir de las 21:00 horas. Ultimo show político de las campañas federales.

volver arriba